Publicado por: Genbeta

Publicado en: 14/09/2018 09:01

Escrito por: Gabriela González

Hubo una época en la que usar Linux te ofrecía la posibilidad de jugar con una serie de efectos entre alucinantes y completamente ridículos en tu escritorio. Fueron los días de oro de Compiz, un gestor de ventanas de composición más que legendario entre los linuxeros.

Aunque Compiz hacía que el escritorio de Linux fuese bastante divertido y de cierta forma impresionante con sus ventanas gelatinosas o consumidas por el fuego, escritorios 3D que rotaban como cubos, y demás animaciones descabelladas, hace un buen tiempo que pocos se acuerdan de él o siquiera lo usan. Algo que quizás podría cambiar (o probablemente no) ahora que uno de sus antiguos desarrolladores quiere regresarlo de las cenizas.




var _giphy = _giphy || [];
_giphy.push({id: "xFjdr3fq27eae1wNJv", clickthrough_url: "//giphy.com/gifs/retro-xFjdr3fq27eae1wNJv/giphy.gif"});
var g = document.createElement("script");
g.async = true;
g.src = ("https:" == document.location.protocol ? "https://" : "http://") + "giphy.com/static/js/widgets/embed.js";var s = document.getElementsByTagName("script")[0]; s.parentNode.insertBefore(g, s);



Sam Spilsbury, el antiguo jefe de desarrollo de Compiz que ahora trabaja en Endless OS, lleva algún tiempo intentando hacer que las ventanas gelatinosas de Compiz funcionen en GNOME Shell.

Una de las razones por las que Compiz "se ha ido muriendo" y ya no viene de base en ninguna distro importante (en realidad se sigue pudiendo usar y hasta lo actualizan) tienen que ver con los escritorios modernos de Linux, que son sumamente eficientes, mucho más que en el pasado, ...