Publicado por: Genbeta

Publicado en: 13/09/2017 01:44

Escrito por: Santi Araújo

En la keynote de ayer no vimos demasiadas sorpresas, ya que prácticamente todo lo que se presentó ya se había filtrado previamente. Fue, más bien, una confirmación. La novedad más importante, sin duda, fue la llegada del iPhone X, el primer smartphone de Apple que incorpora un sistema de reconocimiento facial. Lo han bautizado como "Face ID". Esta tecnología no es ninguna novedad, y en el mercado ya existen varios smartphones que la incorporan. De todos modos, en los últimos años Apple no es famosa por innovar, es famosa por hacer que ciertas funcionalidades se hagan mainstream. Son los que llevan el trend a un nivel masivo. Esta actitud puede ser tan criticable como elogiable. Apple se ha dedicado a refinar características, llevarlas a su terreno y hacer que millones de personas las utilicen. El mercado del iPhone es tan grande que muchas veces ejerce como indicador de que una funcionalidad se ha establecido. "Out with the old, in with the new" Con el reconocimiento facial, seguramente, sucederá lo mismo. El LG G6, Note 8 y Galaxy S8 son algunos dispositivos que ya incorporan esta tecnología. Podemos decir que en el mercado de los smartphones ya comienza a ser una característica habitual, pero Apple tiene el poder de hacer que esto pase a la siguiente fase. Apple ha eliminado el botón de huellas dactilares, apostando muy fuerte por el reconocimiento facial. Face ID enrollment process (with layout issues on first page) pic.twitter.com/KczOHEy9ir— Guilherme Rambo (@_inside) 9 de septiembre de 2017 ...